BLED-BOHINJ-MARIBOR-PTUJ-LJUBLJANA-POSTOJNA,

PORTOROZ-KOPER-PIRAN-PULA-POREC-ROVINJ

Del 21 al 28 Abril 2018 - Pídenos cotización para otras fechas

8 DIAS / 7 NOCHES

 

          icono pdf                

PROGRAMA DE VIAJE

Día 1º - VENECIA – BLED

Llegada al aeropuerto de Venecia. Después de las formalidades, salida hacia el país vecino, Eslovenia, para llegar a Bled. Alojamiento en el hotel. Cena de bienvenida en el restaurante local (cena con música).

Día 2º - LAGO DE BLED – LAGO DE BOHINJ – LAGO DE BLED

Desayuno en el hotel. Por la mañana, encuentro con guía local para realizar la visita guiada de Bled.

El lago Bled, Eslovenia, es uno de los lugares más pintorescos y mágicos que podrá encontrar en Europa. El impresionante paisaje del lago, de apenas dos kilómetros de longitud y rodeado de centenares de árboles a los pies de los Alpes Julianos le enamorará al instante. En el centro del lago, sobre las aguas, sobresale una pequeña isla de apenas 18 metros de longitud y completamente poblada de árboles. La isla de Bled es la única ínsula natural que existe en todo el país. Una diminuta iglesia barroca (visita interior) se levanta en la isla, casi cubierta por el verdor de los árboles de alrededor. Este templo acapara gran parte de las fotografías que se sacan en este mágico lugar. A orillas del lago Bled descubrirá otro lugar que añade más belleza aún si cabe al espectacular paisaje que encontrará: el castillo (visita interior). La fortaleza, de origen medieval, está construida sobre un enorme acantilado a 130 metros de altura sobre el agua, que parece hecho únicamente para sostener el fuerte. Desde las almenas del bastión podrá disfrutar de una de las vistas más espectaculares del lago Bled. El castillo de Bled, Eslovenia, parece sacado de un libro. Cuenta con todos los elementos clásicos de los castillos de Europa. Un puente levadizo que salva un foso defensivo, por ejemplo. Además, cuenta con una torre de estilo románico que tiene más de mil años de antigüedad. Es la estructura más antigua de todo el recinto e imprescindible de ver al visitar la fortaleza. Además en el interior del castillo encontrará un museo, uno de los grandes atractivos en las inmediaciones del lago Bled. El museo cuenta con numerosas piezas arqueológicas que narran la extensa historia de esta región de Eslovenia. Destaca un broche con la figura de un pavo real, datado en el siglo VI. Según los expertos arqueólogos, esta pieza podría formar parte de todo un conjunto dedicado al Jardín del Edén. A orillas del lago encontrará el pintoresco pueblecito de Bled. Esta localidad tuvo su mayor esplendor en la época del Imperio austrohúngaro, cuando sus balnearios – que aprovechaban las aguas termales de la zona- atraían cientos de visitantes de todos los rincones del imperio. Viendo la belleza que rodea el pueblo no le costará entender el porqué. Pasee tranquilamente por este pueblecito, disfrutando de su encanto pintoresco y del espectacular paisaje natural que lo rodea. Además, podrá aprovechar para degustar alguno de los platos típicos de la región. Uno de los más conocidos es la tarta de crema de Bled, un dulce exquisito. Este postre, uno de los manjares de la cocina eslovena, está hecho a base de crema dulce y vainilla.

Después del almuerzo en el restaurante local, salida hacia el otro hermoso lago, lago de Bohinj. Parada en la orilla del lago junto a la iglesia de San Juan Bautista, desde donde hay una maravillosa vista.

Bohinj se encuentra en una cuenca que se extiende desde Soteska hasta Ukanec. Del lado sur se cierra con las montañas inferiores de Bohinj, de una altura que alcanzan los 2000 m, y al norte se halla la cadena del Triglav con su pico más elevado, el Triglav (2864 m). Bohinj se divide en dos valles: el superior y el inferior y en ambos valles hay 24 aldeas. Bohinj es uno de los valles más hermosos situado en el corazón de los Alpes Julianos, en el Parque Nacional Triglav.

En el camino de regreso, pararemos en la granja Stara Fuzina para degustar los quesos locales y el vino. Alojamiento en el hotel. Cena en el restaurante local.

Día 3º - BLED – MARIBOR

Desayuno en el hotel. Por la mañana, salida hacia la ciudad universitaria de Maribor y la segunda ciudad en importancia. Al llegar, visita guiada de la ciudad.

Se extiende bajo la sierra de Pohorje en las dos riberas del río Drava. Está orgullosa de suanimada historia, su rica tradición en vinos y su variada vida cultural y de entretenimientos. Además, la ciudad es conocida como un moderno centro de negocios, de estudios, de deportes, de eventos y de turismo de la región en el sentido más amplio. Maribor es también la ciudad de la vid Stara trta, la vid más antigua del mundo que crece en este lugar desde hace más de 400 años.

Almuerzo en el restaurante local y tarde libre. Alojamiento en el hotel. Cena en el restaurante local.

Día 4º - MARIBOR – PTUJ – LJUBLJANA

Desayuno en el hotel. Por la mañana salida hacia Ptuj, una de las ciudades más antiguas de Eslovenia. Al llegar, visita guiada de la ciudad.

La ciudad data de la Edad de Piedra, pero la ciudad fue la más próspera de la época romana. La ciudad de Poetovio fue el centro de la Legión XIII Gemina en Panonia. El nombre proviene de la época del emperador Trajano, que le concedió el estatus de ciudad y la denominó Colonia Ulpia Traiana Poetovio. Hacia el año 69 d. C., el emperador Vespasiano fue elegido en Ptuj, y de hecho la primera mención escrita de la ciudad viene de aquel mismo año. Después de la caída del Imperio Romano, Ptuj volvió a ganar los derechos de ciudad en el siglo X. Ptuj es la ciudad eslovena más antigua y tiene la reputación de ciudad museo. Los monumentos de esta ciudad son testigos de su añejo pasado con vestigios del período romano y los períodos que le precedieron. Tiene un castillo (Ptujski Grad) del siglo IX que está a orillas del río. Hoy en día el castillo posee colecciones de instrumentos musicales, tapicería, armas y otros tesoros históricos. Uno de los monumentos más bellos del centro de la ciudad es el de Orfeo, una piedra lapidaria romana del siglo II, así como el Monasterio Dominicano y el Monasterio Meronita. Ptuj es también conocida por sus alrededores de viñedos y por contar una interesante cava (Vinska Klet) del siglo XIII que alberga el vino más antiguo en Eslovenia de 1917.

Después del almuerzo en el restaurante local, continuación del viaje hacia Ljubljana. Al llegar, visita de la capital de Eslovenia.

Ljubljana, Eslovenia, es una de las ciudades con más encanto de Europa. En sus edificios se puede ver una espectacular evolución artística, desde los estilos medievales hasta el modernismo. Su centro histórico está perfectamente conservado. En los barrios del Ayuntamiento y de los Caballeros de las Cruces podrá contemplar los edificios más antiguos de la ciudad, de la época medieval. Callejeando por sus calles se puede paladear el sabor más tradicional de la capital eslovena. En el centro histórico de Ljubljana, turismo significa visitar el ayuntamiento (visita exterior), uno de los edificios más notables. Se trata de una bella construcción de estilo gótico. Frente al ayuntamiento encontrará una preciosa fuente y una estatua de Hércules, datada en el siglo XVII. El Mercado Central es otro precioso edificio de Ljubljana, Eslovenia. Destaca su aspecto renacentista, aunque fue construido en la década de los 30 del siglo XX. Frente al mercado encontrará el puente triple, una maraña de tres puentes sobre el río Ljubljanica que conectan la ciudad medieval con la ciudad moderna, rebosante de rascacielos. En otro puente podrá acercarse al origen mitológico de Ljubljana, Eslovenia. Cuatro dragones custodian el Puente de los Dragones, de estilo art noveau. Se recuerda así que la ciudad fue fundada cuando el héroe griego Jasón derrotó a un dragón. A día de hoy, esta criatura sigue siendo el símbolo heráldico de la ciudad. La plaza Prešeren es otro de los lugares imprescindibles de la ciudad. En ella destaca la iglesia de la Anunciación (visita exterior), con una impresionante fachada barroca. La catedral de San Nicolás (visita interior), también en la plaza, le ofrece unos espectaculares frescos de la época barroca. No se pierda sus puertas de bronce, donde se narra la historia de la villa. El castillo (visita interior) es uno de los grandes atractivos de Ljubljana, Eslovenia. Se construyó en el siglo IX y fue reconstruido en el siglo XV. Su interior destaca por su belleza y su encanto. Situado en lo alto de una colina, desde la fortaleza se puede admirar una de las vistas más bonitas de la ciudad. Por último, en el parque Tivoli podrá disfrutar de alguna de las muchas exposiciones temporales que se celebran bajo la sombra de los árboles. Este parque urbano es uno de los lugares más tranquilos y acogedores de Ljubljana.

Por la tarde, alojamiento en el hotel. Cena en el restaurante local.

Día 5º - LJUBLJANA – POSTOJNA – PORTOROZ

Desayuno en el hotel. Por la mañana salida hacia Postojna para realizar la visita a las famosas cuevas.

La Cueva de Postojna es una maravilla de la geología y el principal atractivo turístico del sudeste del país. A lo largo de las interminables galerías, salpicadas de estalactitas y estalagmitas iluminadas por una luz casi mística, podrá sumergirse en el corazón de la tierra y en el monumento más visitado de Eslovenia. Esta caverna tiene un origen kárstico, es decir, formada a partir de la piedra caliza que se erosiona con las filtraciones de agua. Toda la región de Carso, donde se sitúa la cueva de Postojna posee este tipo de suelo. De hecho a partir del nombre en alemán de la zona, Karst, deriva la palabra kárstica, que nombra a todo este tipo de paisajes. Pasear por la cueva de Postojna es toda una delicia. A cada paso podrá escuchar el eco tras usted y el lento pero incesante goteo de agua que siglo tras siglo va haciendo crecer las estalactitas y estalagmitas. Después de milenios de lento crecimiento, ambas formas se acaban uniendo para crear columnas a lo largo de toda la cueva. También puede recorrer la cueva de Postojna a través de un trenecito eléctrico que circula por la caverna. De esta manera podrá recorrer los más de 20 kilómetros de galerías y ver lo más destacado del lugar de forma cómoda. No se pierda la famosa Sala de Conciertos, una enorme habitación que cuenta con una acústica espectacular, hasta tal punto que con frecuencia se celebran conciertos de música clásica en su interior. En el interior de la cueva habitan más de 80 especies distintas de animales, que tienen en la oscuridad y en la piedra su hogar. El más famoso de ellos es el proteo, un tipo de salamandra que, en otros tiempos, se creía que eran las crías de los dragones. Este pequeño anfibio, por su rareza y su curiosa forma de dragón en miniatura, se ha convertido en la mascota de toda la cueva. La cueva no es el único atractivo de Postojna, también destaca el Castillo de Predjama, una enorme fortaleza situada en lo alto de un risco a 123 metros del suelo. Este castillo domina todo el valle y parece fundirse con el paisaje kárstico de alrededor. Su situación de dominio y las sólidas paredes hicieron del castillo un bastión inexpugnable. Además, contaba con un acceso a las cuevas cercanas, lo que permitía a los defensores de la plaza burlar el asedio y aparecer en otras zonas donde podían recolectar víveres para resistir, como efectivamente sucedió en un asedio en el siglo XV, una de las historias más emocionantes de la fortaleza. En Postojna podrá disfrutar de un paisaje natural espectacular, único en Europa y de uno de los castillos más impresionantes que podrá ver en un viaje a través del Viejo Continente.

Después del almuerzo en el restaurante local, continuación del viaje hacia Portoroz. Alojamiento en el hotel. Cena en el restaurante local.

Día 6º - PORTOROZ – KOPER – PIRAN – PORTOROZ

Desayuno en el hotel. Por la mañana salida hacia Koper para realizar la visita guiada de la ciudad.

Las grises piedras calizas de Istría, ocho plazas circulares con una alfombra blanca de piedras, once plazas diferentes, restos del imponente muro, las pequeñas calles entretejidas que serpentean hacia la plaza principal, adornada con la Catedral más grande de Eslovenia - narran las historias del pasado y del presente. Paso a paso las fachadas de los edificios y sus interiores descubren la historia milenaria de Koper: antiguamente denominada Iustinopolis, Capris - que evoca la República de Venecia, la edad de oro del gótico y del renacimiento hasta la actualidad. El apogeo de los eventos de verano en Koper son las Noches Amarillas con los fuegos artificiales más grandes y de más duración, con numerosos eventos al aire libre y por ser una fiesta familiar y festividad nacional. Déjate llevar por el ritmo del verano, con obras teatrales entre los muros de la ciudad antigua y en invierno brinda por el Año nuevo y por muchos más. Disfruta de las artesanías locales, degusta platos tradicionales como jota (sopa de coles al vinagre), bobici (sopa de maíz), polenta, bacalao, sopa de pescado y especialidades de mar, así como los típicos vinos locales. El Valle de los Castillos con el primero de ellos: el Castillo de Socerb se extiende al borde como las piedras calizas que separaban en el pasado la República de Venecia de la región de Austria. El camino nos conduce por Hrastovlje, con los frescos más antiguos: la famosa Danza de la Muerte, hasta la torre en Hrvoje, el punto más elevado de Istría, desde aquí nuestra mirada puede tocar el horizonte. Mientras tanto los viajeros, los jinetes y los ciclistas pueden descubrir la riqueza de las cascadas, los rápidos y las aguas profundas del río fronterizo Dragonja, un oasis de agua pura y cristalina, la belleza del lugar que, al verla, parece detener el tiempo.

Después de la visita, continuación del viaje hacia Piran. Al llegar, visita guiada de la ciudad.

Piran es una ciudad de especial valor. Se trata del monumento cultural urbano mejor conservado de la Istría eslovena y la ciudad más cercana al mundano Portorož. Todas las vistas, de lejos y desde el aire, asombran. Las personas y los teleobjetivos se enamoran, su imagen es reconocida en todo el mundo. Pero también es interesante ver no sólo el centro de la imagen, sino también el fondo y los detalles, que a veces, de lejos, dejamos de lado. Hay que acercarse a ver y vivir la arquitectura de la ciudad, con el fuerte influjo sobre todo de la República de Venecia, que ha caracterizado también otras ciudades de Istría. Piran, a lo largo del tiempo, mantuvo su trazado medieval de callejuelas estrechas y casas apretadas que se levantan en escalones sobre la pendiente, el contacto con el mar, numerosas plazas y diez iglesias. La plaza Tartini, que orgullosamente adorna el centro del casco histórico, debe su nombre al famoso violinista Giuseppe Tartini, quien diera a conocer el nombre de Piran al mundo y cuya estatua es el punto principal de la plaza. Como un cálido abrazo, rodean la ciudad sus murallas, merced a las cuales Piran es un importante miembro de la Red europea de ciudades amuralladas. Piran en su totalidad es un monumento protegido, por ello sus habitantes viven principalmente del turismo y la temporada no tiene límites.

Almuerzo en el restaurante local y por la tarde regreso al hotel. Cena en el restaurante local.

Día 7º - PORTOROZ – PULA – POREC – ROVINJ – PORTOROZ

Desayuno en el hotel. Por la mañana, encuentro en la recepción y salida hacia la península de Istría. Día a disposición para disfrutar del destino.

El mar azul, la piedra blanca y el territorio interior verde son los colores de Istría, la mayor península croata. El interior verde de Istría es un contraste total entre el litoral azul y las ciudades acrópolis que, entre el sueño y la realidad, dibujan la estrecha línea que divide la realidad de la quimera. Y crean así su propio cuento… Esta península caracterizada por su forma de corazón, profundamente inmersa en el azul y transparente mar Adriático, es un oculto vergel de bellezas, que abre sus puertas a la cálida y soleada región del Mediterráneo. Abra, sin pensarlo dos veces, esas puertas y sus vacaciones de ensueño se harán realidad. Esta acogedora tierra multicultural recoge felizmente, en un pequeño espacio, una gran heterogeneidad. Y mientras, con su mar cristalino, con limpios puertos y costas, con sus alegres barcas de pesca y con sus callejuelas calentadas por el sol, nos habla con el verdadero encanto del Mediterráneo. Conserva pintorescas ciudades medievales esparcidas por las colinas del interior de la península. Y respira con la paz y la serenidad de las regiones continentales que irresistiblemente nos hacen recordar las partes más hermosas de Toscana o Provenza.

Durante la excursión visitaremos:

Pula, en la punta sur de la península, es la mayor ciudad de Istría. Su población asciende a los 59.080 habitantes (2005). La ciudad tiene una larga tradición en la fabricación de vino, pesca, construcción naval, y turismo. Pula conserva un excepcional conjunto de ruinas de la época romana: el Anfiteatro con capacidad para 23.000 espectadores, donde tenían lugar los simulacros de batallas navales y los combates de gladiadores, la Puerta de Hércules (s. I a C.), el Arco de Triunfo y el monumental Templo de Augusto. Su origen mitológico se relaciona paradójicamente con un fracaso, el de unos colquídeos que, después de perseguir a Jasón para recuperar el Vellocino robado, fallaron en su empresa de capturarlo y no se atrevieron a regresar a su país, quedándose y fundando Pula. Al pasear por sus calles, disfrutando del lujo más exótico del siglo XXI, es decir, el cultivo orgánico del tiempo, la excitación va sustituyendo al cansancio, y el asombro, al agobio.

Luego, continuación hacia Porec y visita guiada de la ciudad.

Porec es el mayor centro turístico de la Península de Istría, lleno de vestigios de cuantas civilizaciones la dominaron a lo largo de la historia: romanos, bizantinos, seguidos de lombardos y francos, Venecianos, austriacos, el imperio napoleónico… En Porec se siente fuertemente la atmósfera de una ciudad mediterránea pequeña de piedra, con sus príncipes romanescos y su arquitectura Gótica. Las calles de Porec aún se arreglan a la manera característica de un Parentium romano. Un repertorio de templos romanos, hermosos en sus ruinas al igual que esas estatuas que no pierden la belleza por perder miembros, y, sobre todo, con la herencia de Bizancio, perpetuada en la Basílica de Santa Eufrasia, del siglo VI (declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco) es uno de los monumentos más hermosos del arte bizantino en el que destacan sus mosaicos bizantinos de oro en el crucero central y en el suelo. En esta catedral durante el verano se ofrecen numerosos conciertos.

Después del almuerzo, llegada a Rovinj y paseo por la ciudad.

La tranquila Rovinj resalta por ser una ciudad pintoresca de calles adoquinadas en la costa de Istría, una península en forma de corazón situada al Noroeste, en la frontera con Eslovenia. La población está circundada por colinas boscosas y pequeños hoteles; las trece islas boscosas del archipiélago de Rovinj ofrecen un maravilloso escenario marino. Este activo puerto pesquero está situado a poca distancia de navegación del histórico puerto italiano de Trieste, lo que explica la presencia de una considerable comunidad italiana. La catedral de Santa Eufemia domina la urbe desde sus 57 m de altura, y está considerado el edificio barroco más grande de Istría. Fue construida cuando Rovinj servía de baluarte para la flota veneciana. Los restos de Santa Eufemia se trasladaron desde Constantinopla en el año 800 d.C., quinientos años después de que fuera martirizada; cada 16 de septiembre los devotos se reúnen alrededor de su tumba. El acuario de Rovinj, de más de un siglo de antigüedad, alberga una excelente colección de fauna marina local, incluidos el venenoso pez escorpión y anémonas de muchos colores. El parque forestal de Punta Corriente, al Sur, resulta un lugar idóneo para nadar y contemplar el mar.

Por la tarde regreso a Portoroz. Cena de despedida en el restaurante local.

Día 8º - PORTOROZ – VENECIA

Desayuno en el hotel. A la hora indicada, traslado al aeropuerto de Venecia y…

***FIN DE NUESTROS SERVICIOS***

 

ALOJAMIENTO PREVISTO o similar
BLED: Hotel KOMPAS 4* o similar
MARIBOR:  Hotel CITY 4* o similar
LJUBLJANA:Hotel UNION 4* o similar
PORTONOZ: Remisens Premium Hotel CASA ROSA 4* o similar

 

EL PROGRAMA INCLUYE:

- Traslado aeropuerto - hotel – aeropuerto.
- Autobús a disposición desde la llegada hasta la salida (según programa).
- Alojamiento en los hoteles 4*.
- 7 desayunos + 6 almuerzos + 7 cenas en los restaurantes locales.
- Guías locales para las visitas de: Bled, Maribor, Ptuj, Ljubljana, Koper, Piran, Pula, Rovinj y Porec.
- Entradas a: Bled (Castillo de Bled, paseo en barco por el lago), Maribor (Castillo de Maribor), Ptuj (Castillo de Ptuj), Postojna (Cuevas de Postojna), Pula (Anfiteatro), Porec (Basílica Eufrasiana).
- Degustación del queso local y del vino en Stara Fuzina.
- Paseo en barco por el rio Ljubljanica en Ljubljana.

 

EL PROGRAMA NO INCLUYE:
- Billete de avión España – Venecia + Dubrovnik – España.
- Seguro de asistencia en viaje (Si quieres, te lo podemos cotizar).
- Bebidas en las comidas.
- Propinas.
- Extras personales (gastos de teléfono, mini-bar, propinas…).
- Cualquier otro servicio no detallado en el apartado anterior o en el itinerario.

 

PARA CONTRATAR ESTE CIRCUITO CONSULTE CON SU AGENCIA DE VIAJES